Historia

Historia Marisquería Bolos

La marisquería Bolos debe su nombre al apellido de la familia que en 1972 inaugura el negocio.
Siete años más tarde, y a pesar de haber conseguido conquistar a una exigente clientela, la familia Bolos decide cerrar el restaurante.
Ante esta situación, los trabajadores compran el negocio y pasan a ser los nuevos propietarios de la marisquería.
Después de cuatro décadas de trabajo y dedicación, el restaurante Bolos ha sabido mantenerse en lo más alto del panorama hostelero valenciano.
Tal vez la clave del éxito sea la calidad del género que sirven, la cuidada cocina o el esmerado servicio…
Pero de lo que no cabe duda es de que nada habría sido posible sin contar con una fiel y selecta clientela.

fondohistoria2